Escudo Nacional de México

Escudo Nacional Mexicano

Escudo Nacional Mexicano

El Escudo Nacional de México.

En la Ley del Escudo Nacional, la Bandera y el Himno Nacional en el 2° articulo; se describe el escudo escuetamente.

Para comenzar no dice que la representación moderna o sea desde la creación en los tiempos del Presidente Díaz Ordaz , pero  en realidad se Inició dicha  ley en el periodo del Presidente Lic. Miguel de la Madrid, ni tampoco se indica que se recurriría a una modesta ciencia auxiliar de la historia, la heráldica para sacar finalmente el modelo definitivo ,esta modelo fue realizado por el potosino Eppens.

Francisco Eppens Helguera nació el primero de febrero de 1913 en la ciudad de San Luis Potosí, de donde partió siete años después a la Ciudad de México para estudiar en la Academia de San Carlos. Ahí fue alumno de Enrique Ugarte, en dibujo y pintura, y del maestro Ignacio Asúnsolo en escultura.

En Ciudad Universitaria realizó el mural: La vida, la muerte, el mestizaje y los cuatro elementos, en la Facultad de Medicina, y La superación del hombre por medio de la cultura en la de Odontología, ambos con mosaico vidriado como técnica de recubrimiento. En el Conjunto Habitacional Unidad Independencia, localizado en el sur de la Ciudad de México, en 1960 realizó 80 murales de piedra fragmentada, con temas que recuerdan a los jeroglíficos mexicas; tres de esos murales están firmados.

En 1968, el presidente Gustavo Díaz Ordaz ordenó un pequeño cambio al escudo nacional, de modo que el águila se mostrara más agresiva. Este diseño del pintor Francisco Eppens Helguera se usa hasta la actualidad en banderas, sellos, monedas y documentos oficiales, salvo durante el mandato de Vicente Fox, en el que el logo de la presidencia fue rediseñado dando origen a una polémica que acabaría a la llegada al poder de Felipe Calderón y la restitución del escudo de Eppens.

 

En 1784, durante el virreinato, en el emblema de la Academia de San Carlos aparecen las ramas de encino y de laurel en la parte inferior que más tarde se integrarían al escudo nacional.

Las ramas del encino del escudo pertenecen al roble común (Quercusrobur), una especie dominante en los bosques europeos, que ha sido símbolo de fuerza y resistencia para muchos países En la mitología griega, el encino era el árbol sagrado de Zeus y se utilizaba con fines adivinatorios. También es una especie que se utiliza con fines prácticos: desde la antigüedad era un favorito en la construcción de barcos y de barricas de vino.

Encino

Encino

Por su parte, el laurel (Laurusnobilis), también conocido como laurel de Apolo o laurel de los poetas, es un árbol de la zona mediterránea, utilizado frecuentemente como condimento
aromatizante en la cocina. Pertenece a la familia Lauraceaea al igual que el aguacate y la canela. El travieso cupido flechó a Apolo con la flecha del amor y a Dafne con la flecha del odio. Al huir de Apolo, Dafne (nombre griego del laurel), invocó a su padre Peneo para que la convirtiera en laurel, al que Apolo cortó dos ramas y las trenzó elaborando una corona. Desde entonces, griegos y romanos han usado al laurel como símbolo de gloria y victoria. De ahí que a los poetas muy reconocidos se les llame “poetas laureados”.

¨Él Águila, es nahual del Sol

Aguila real mexicana

Aguila real mexicana

Águila es el nombre dado a las mayores aves depredadoras. Las diversas especies y subespecies de águilas pueden encontrarse en casi cualquier parte del planeta excepto en la Antártida, pertenecen a varios géneros. Las águilas se caracterizan principalmente por su gran tamaño, constitución robusta y cabeza y pico pesados.
La identidad del águila ha sido discutida varias veces desde hace más de cuarenta años. Los argumentos principales son los siguientes: primero, el águila real no se alimenta de serpientes, ni de otras aves. Segundo, el área de distribución de esta especie no llega a la cuenca de México. Para el arqueólogo mexicano Alfonso Caso (1896- 1970), el águila sobre el nopal significa el Sol posado sobre el árbol del sacrificio. Las tunas son en realidad corazones humanos, cuauhnochtliso tunas de águila. El águila representa al Sol que se alimenta con la sangre y con los corazones humanos. El águila sobre el nopal significa que el Sol se posa para recibir su alimento. Para que el ave continúe su vuelo debe ser alimentada con la tuna colorada, es decir, con el corazón de los hombres. A los corazones de los cautivos sacrificados los llamaban quauhnochtlitlazoti, “las preciosas tunas del águila”. Los corazones de los sacrificados eran dispuestos en el quauhxicalli (el vaso del águila) y a los cautivos que morían en el sacrificio los llamaban quauhteca, “hombres águila”.

Al triunfo de la Revolución mexicana la tuna del nopal fue transferida a una  inflorescencia

Su auténtica presentación se encuentra en un vitral porfiriano del Castillo de Chapultepec.

El caracara quebrantahuesos (Caracaracheriway), una ave rapaz de mediano tamaño, ha sido propuesta como candidato ya que sí cumple los dos requisitos.

  1. Las águilas han sido utilizadas por muchos pueblos como símbolo nacional y especialmente símbolo imperial, mostrando tanto poderío como belleza. Del Imperio romano es que, en general, otros estados han tomado la forma más usual del emblema con un águila; el Imperio bizantino aportó el símbolo del águila bicéfala.

El águila era sinónimo de poder para muchos pueblos antiguos como los Mochica del antiguo Perú, mayas y aztecas

El águila ha constituido el símbolo de la majestad y de la victoria a lo largo de la historia.

En el lenguaje hidrográfico designaba las ciudades de Heliópolis, Emeso, Antioquía y Tiro. Los persas y los epirenses la tomaron los primeros por insignia militar y posteriormente fue el emblema de la república romana y de los emperadores de Oriente y de Occidente. El águila era una figura que se ponía como atributo en los capiteles de los templos de Júpiter

El águila es una figura heráldica natural femenina empleada desde las Cruzadas.

Resultante del águila romana, restituida por Carlomagno, deviene el símbolo del imperio y gana una segunda cabeza al momento de la fusión entre el Imperio de Oriente y el Imperio de Occidente.

La concurrencia con el león es bastante significativa, y se puede usar para marcar supremacía: ella puede reinar las mismas zonas que el león, mientras que el último no tiene ningún poder en los aires, que se vuelve automáticamente un mundo superior.

El águila bicéfala es un símbolo presente en la iconografía y heráldica de varias culturas indo-europeas y mesoamericanas. En Europa, procede del águila bicéfala hitita, llegando a la Edad Media occidental a través de Bizancio.

El águila de San Juan, como símbolo del evangelista, se convierte en heráldica en una parte importante de algunos blasones. No debe confundirse con el águila imperial que aparece en otros muchos como los de los Austrias españoles o los zares de Rusia que derivan del escudo de los emperadores bizantinos. El más conocido de los diseños del Águila de San Juan es el que incorporó Isabel la Católica como soporte al escudo de los Reyes Católicos

El águila también figuraba como símbolo de las legiones romanas. En el segundo consulado de Cayo Mario (104 a. C.) los símbolos de animales cuadrúpedos se dejaron de lado como estandartes, conservándose sólo el águila (Aquila).

El águila real o águila caudal (Aquila chrysaetos, del latín: aquila, “águila” y del griego: χρυσός, “dorado” y ἀετός, “águila” ) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae.[] Es una de las aves de presa más conocidas y ampliamente distribuidas de la Tierra. Su área de distribución abarca gran parte de América del Norte, Eurasia y el norte de África. Mantiene poblaciones sedentarias incluso en varias islas como Gran Bretaña, las del Mediterráneo, Japón y Vancouver. Sin embargo, su población en Europa central se ha visto muy reducida en los últimos años por culpa de la actividad humana y se ha extinguido en muchos lugares donde antes era abundante. Es el símbolo nacional de México, por lo que se le representa en el escudo y la bandera de dicho país

La serpiente es un elemento que no siempre aparece. De hecho, en las representaciones más tempranas de la fundación de Tenochtitlan, la serpiente brilla por su ausencia. Una de las primeras representaciones está grabada en el monolito conocido como el Teocalli de la Guerra Sagrada o Piedra del Templo (en el torreón sur del Palacio Nacional) y que actualmente pasa los días observando turistas en la sala mexica del Museo Nacional de Antropología e Historia. El Teocalli es un monolito grabado durante el gobierno del tlatoani Moctezuma Xocoyotzin (1502-1 520). En su parte trasera está tallada la fundación de México Tenochtitlan con la fecha 2 Casa (1325). El águila está parada en el nopal y cerca de su pico no hay una serpiente sino que emerge el signo atl-tlachinolli, del náhuatlatl, “agua” y tlachinolli, “que se quema”, es decir, “unión del agua y del fuego”, interpretada como la guerra sagrada. El símbolo también se encuentra en la boca de Huitzilopochtli y de Moctezuma Xocoyotzin en la parte frontal del Teocalli de la Guerra Sagrada y en otras partes del monolito. El atltlachinollirepresenta la confluencia y entrecruzamiento de dos ríos: uno de agua, que equivale a sangre, y otro de fuego, interpretados como una declaración de guerra (a sangre y fuego).

Una segunda representación temprana de la fundación de Tenochtitlan se encuentra en el Códice de Mendoza (1530-1540), mandado a hacer por el primer virrey Antonio de Mendoza (1490 ó 1493-1552) como informe a Carlos 1 ó V (1500-1558), rey de España y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. En las primeras páginas del códice se ilustra el águila sobre el nopal, pero tampoco aparece la serpiente.
Aparentemente, las primeras apariciones gráficas de la serpiente suceden en el Códice Durán realizado por el fraile dominico Diego Durán (1537-1588), con ilustraciones de tlacuiloshechas entre 1579 y 1581. Sin embargo, hay por lo menos tres representaciones de códices en donde el águila tiene pájaros en el pico. Por su parte, el cronista Fernando de Alvarado Tezozómoc (1525-1610), nieto de Moctezuma Xocoyotzin II, en su Crónica Mexicayotlde 1609, señala las plumas de varias aves y las cabezas, patas y huesos debajo del nopal, remanentes de la comida del águila.
Durante la Independencia de México se utilizaron varias banderas con sus respectivos escudos. El águila aparece en la bandera de José María Morelos y Pavón (1765-1815), en 1815, con una gran corona, sobre el nopal, pero sin serpiente. Sin embargo, en 1824 aparece por primera vez en el escudo la serpiente asida entre la garra y el pico del águila coronada.
Diez años más tarde el águila cambió de su posición frontal al perfil y en el escudo oficial de 1968 la culebra fue sustituida por una serpiente de cascabel. Esta última no fue una mala adición, ya que México es el centro de diversidad de las víboras de cascabel, con alrededor de 35 especies, y en la cuenca viven media docena de ellas. Sin embargo, como veremos un poco más adelante, algunos estudiosos se han quejado de este dilema biológico ya que las serpientes no forman parte de la dieta de las águilas reales.

Las serpientes de cascabel (Crotalus) son un género de la subfamilia de las víboras de foseta dentro de la familia de los vipéridos. Son serpientes venenosas y endémicas del continente americano, desde el sudeste de Canadá al norte de Argentina. Todas las especies menos una, C. catalinensis, son fácilmente reconocibles por el característico cascabel en la punta de la cola. No hay que confundir este género con la más pequeña especie del género Sistrurus, que también tienen un cascabel, pero no tan desarrollado. Se han reconocido 29 especies de serpientes de cascabel.

Serpiente de cascabel

Serpiente de cascabel

Quizá haya pocas criaturas más emblemáticas del Nuevo Mundo que las serpientes de cascabel. Antes de los viajes de Cristóbal Colón, en Europa, África o Asia no se había visto ninguna; poco después del descubrimiento de América capturaron la imaginación de los europeos tanto por la rareza de su cascabel como por la peligrosidad de su veneno.

Estos reptiles, también llamados crótalos, se encuentran desde el suroeste de Canadá hasta Argentina, y en este extenso territorio ocupan prácticamente todos los hábitats disponibles. Los pueblos americanos las elevaron al rango de seres divinos: las serpientes eran consideradas mediadoras entre los humanos y los dioses, y una de las principales deidades mesoamericanas es la célebre serpiente emplumada, Quetzalcóatl para los mexicas, Kukulkán para los mayas. En cualquier visita a una zona arqueológica o museo de antropología salta a la vista la variedad y abundancia de representaciones de serpientes que nos legaron nuestros ancestros y, de hecho, los crótalos se colaron a la iconografía que hoy nos representa como mexicanos: en el escudo nacional, el águila sujeta una serpiente de cascabel.

Serpientes hay muchas en todos los continentes, a excepción de la Antártida. Obviamente, lo que distingue a la serpiente de cascabel es la presencia de este apéndice sonoro en la cola. Éste se compone de una serie de segmentos de queratina (el mismo material que forma nuestras uñas) huecos y engarzados, que chocan entre sí cuando el animal los agita para alertarnos de su presencia con el inconfundible y ciertamente un tanto atemorizador sonajeo. Al escucharlo, la mayoría de los animales y las personas sensatas retroceden y dejan al reptil en paz, que es justamente lo que éste busca, pues a pesar de su mala fama es un ser pacífico y más bien tímido.

El nopal.

nopal

El nopallies un elemento constante desde las primeras representaciones. Seguramente, el nopal tuvo gran importancia para los pueblos chichimecas, cazadores-recolectores del norte de México, ya que debió haber sido un elemento crítico como alimento, bebida, medicina, tinte y por muchos otros usos. Su cultivo se inició entre 7,500 y 5,000 años a.C. Los nopales pertenece a la familia de los cactos e incluyen alrededor de 220 especies (Opuntia spp. y Nopaleaspp.) originarias del continente americano. En México viven alrededor de 90 especies, conocidas con diversos nombres como tapón (O. robusta), rastrero (O. rastrera), duraznillo (O. leucotricha), chaveño(O. hyptiacantha), cardón (O. streptacantha), xoconostle (O. joconstle), entre otros, y alrededor de 150 cultivares. De una docena de especies se utilizan las tunas. El nopal cardón (Opuntia ficus-indica) de flores amarillas y frutos rojos, es el mayor productor de tuna.
De acuerdo con la mitología mexica, el nopal de Tenochtitlan nació del corazón de Copil, hijo de Malinaxóchitl, la hermana de Huitzilopochtli. Copil planeó matar a Huitzilopochtli por dejar abandonada a su madre durante la peregrinación. Sin embargo, a pesar de sus prolongados y detallados planes, Copil fue quien perdió la vida.
La crónica Mexicayotlcuenta que su mismo tío (Huitzilopochtli) lo mató en la isla de Tepetzingo, hoy Peñón de los Baños, mientras que el historiador chalca ChimalpahinCuauhtlehuanitzin (1579-1660), en los anales de la fundación de  México, menciona que fueron los sacerdotes Cuauhtlequetzqui, Quauhcoatl y Tenochtli, en Chapultepec. De cualquier manera su corazón fue arrojado a la laguna en donde creció un tenochtli, del náhuatl, te, “piedra” y nochtli, “tuna”, “nopal de tunas pequeñas”.
Es interesante que tanto en la crónica Mexicayotl(1609), como en el Códice Matritense, escrito entre 1558 y 1561 por Fray Bernardino de Sahagún, los nombres de los sacerdotes que descubren el águila sobre el nopal están relacionados al símbolo de la fundación como si fuera un espejo. El ofrendador del fuego se llamaba Tenochtli, “nopal”, y el cargador del dios era Cuauhtlequetzqui, “águila que se alza”.

Llegó Vicente Fox en ese cambio de milenio, año 2000 y de un plumazo mandó borrar poco más de la mitad del Escudo Nacional y comenzó esa que bien podemos denominar como leyenda urbana del “Águila Mocha”.

El modelo de este escudo, que es el que usamos en la actualidad, fue dibujado por el pintor Francisco Eppens Helguera y, después de haber sido aprobado por los tres poderes de la Unión, el ejecutivo, el legislativo y el judicial, se depositó en el Archivo General de la Nación, en el Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec y en la Casa de Moneda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en aztecas, Bandera de Mexico, Constitucion y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s