Ciudad del Carmen, Campeche, Toponimia e Historia

CIUDAD DEL CARMEN CAMPECHE, TOPONIMIA E HISTORIA.

Por el Dr. Rafael Yates Sosa, heraldista mesoamericano.

Así, fue como el español Antón de Alaminos descubrió Ciudad del Carmen o “Isla de Términos”, … Al paso lo llamó Puerto Real, nombre que aún conserva. … y se convirtió, junto con Bacalar, Quintana Roo, en la principal guarida de piratas.

-Virgen del Carmen o Nuestra Señora del Carmen es la denominación común que suele recibir Santa María del Monte Carmelo, una de las diversas advocaciones de la Virgen María. Su denominación procede de su veneración en el Monte Carmelo, en Tierra Santa, cerca de Haifa. 

Escultura de la virgen del Carmen

La ciudad toma su nombre del 16 de julio de 1717, día de la Virgen del Carmen, fecha en que los piratas fueron derrotados y expulsados de la isla por Alonso Felipe de Andrade en el fuerte de San Felipe.

  Escudo

El escudo del Carmen es un óvalo limitado por una periferia en color gris que tiene el nombre de la ciudad y el estado al que pertenece. En el centro del óvalo se encuentra la Laguna de Términos y sobre ella la Isla del Carmen.

Escudo del Municipio de Ciudad del Carmen, Campeche

El escudo original de Ciudad del Carmen tiene la leyenda “La laguna por Yucatán y ambas por la República Mexicana”. A principios del siglo XIX, Durante los primeros años de México como país independiente, a la región del Carmen se le conoció como La Laguna y hasta los primeros años del siglo XX se le llamó así. La razón del lema es que cuando este se creó en 1828 el estado actual de Campeche aún no había sido separado de Yucatán. Debe recordarse que la isla fue parte de la Capitanía General de Yucatán durante la dominación española y en 1828 estaba en formación la nación mexicana después de que los territorios que la conformarían cobraran su independencia del imperio español en 1821.

La Isla del Carmen es una isla mexicana localizada en el estado de Campeche, entre la laguna de Términos y el golfo de México. La isla fue denominada durante la dominación española Isla de Términos, pero como en los mapas se abreviaba “Términos” como “Tris.”, se la conocía más comúnmente como Isla de Tris. Se comunica en el punto norte a través del puente de La Unidad con la población de isla Aguada y al sur por el puente El Zacatal y la península de Atasta.

El león simboliza el asedio europeo a México durante el dominio español y la intervención francesa, está sobre la isla y sobre él un águila lo hiere con el pico y las garras. El águila simboliza al pueblo carmelita, evitando que un país extranjero intervenga en su territorio y la nación.

El escudo original de Ciudad del Carmen tiene la leyenda “La laguna por Yucatán y ambas por la República Mexicana”. A principios del siglo XIX, Durante los primeros años de México como país independiente, a la región del Carmen se le conoció como La Laguna y hasta los primeros años del siglo XX se le llamó así. La razón del lema es que cuando este se creó en 1828 el estado actual de Campeche aún no había sido separado de Yucatán. Debe recordarse que la isla fue parte de la Capitanía General de Yucatán durante la dominación española y en 1828 estaba en formación la nación mexicana después de que los territorios que la conformarían cobraran su independencia del imperio español en 1821.

La isla del Carmen y sus lugares aledaños fueron significativos en la ruta del descubrimiento. Para 1518 la isla era habitada por indígenas de origen maya, por migraciones de grupos toltecas, zapotecas y tutul xiúes, conquistadores de Xicalango. A finales de mayo de ese mismo año los españoles llegaron a bordo de cuatro navíos a puerto deseado -Puerto Real o Isla Aguada-. Al frente de aquella expedición iba Juan de Grijalva y, como experimentado piloto, Antón o Antonio de Alaminos, prohombre de la navegación que, al registrar en sus cartas de rumbo la Isla de Tris (posteriormente por hacer difícil la lectura en las cartas de mar se agrega la letra “i” quedando como tris), de Términos, dio a entender que era el límite de la tierra por ellos descubierta, aunque también consideraban que ahí terminaba la gran isla que creían era Yucatán. La abreviatura Tris se hizo usual en los mapas y cartas de navegación, dando nacimiento a un lugar memorable por los acontecimientos futuros, ya que la colonización de la isla sólo se logró años más tarde de la fundación española de San Pedro de Champotón en 1537 y San Francisco de Campeche en 1540. Después de estos momentos iniciales de la Colonia, fueron piratas los que llegaron en 1558 a refugiarse, primero, para después aprovecharse de los recursos naturales de la Isla de Términos.

Capturada como refugio seguro y convertida en base para diferentes ataques por mar y tierra, la Isla de Tris parecía estar destinada a cumplir las funciones que desempeñaba Jamaica, en poder de los ingleses desde 1655, o la Isla Tortuga, que dominaron los franceses; es decir, puerto de avituallamiento de las naves corsarias.

Laguna o Isla del Carmen tiene, junto con la porción territorial, una historia singular por diferentes motivos, entre ellos, que los españoles la descubrieron, pero no la conquistaron ni la colonizaron; en tanto que los piratas la hicieron guarida y residencia mientras se luchaba por tierras vecinas y se poblaban otros lugares de la región. Su colonización española formal surgió casi dos siglos después del viaje de Hernández de Córdoba y Grijalva a estos lugares. En consecuencia, los bucaneros sentaron en aquella región sus reales, y cuando no atacaban buques comerciales que pasaban cerca .

Los problemas de la Colonia seguían en tierra firme, con una colonización lenta y difícil. Se avanzaba tan despacio que, por ejemplo, el 4 de septiembre de 1663, durante el gobierno provincial de Francisco Esquivel y de la Rosa, gobernador y capitán general de Yucatán, llegaron noticias valederas de que Isla de Tris se encontraba en poder de los piratas, quienes para aquel entonces ya explotaban, con grandes utilidades, el palo de tinte.

Primera expedición (1672)

Tuvieron que pasar dos lustros para que se hiciera algo al respecto: el 14 de agosto de 1672 se tomó una decisión y salió del puerto de Veracruz una primera expedición hacia la isla con la intención de arrojar al mar a los piratas que se habían posesionado de ella; sin embargo, en octubre de 1673 la expedición regresó con la novedad de no haber podido desalojarlos.

Segunda expedición (1680)

Los tropiezos, con el consiguiente desánimo, no caían en el olvido, de tal manera que en el año de 1680 el alcalde de San Francisco de Campeche, Felipe González de la Barrera, puso en operación lo que podemos llamar la segunda expedición, que entonces arrancó del puerto murado y llegó a Laguna, donde incendiaron estancias, casas y madera tintórea; pero la expulsión fue temporal, pues cuando los soldados se concentraron en la plaza de donde habían salido, los piratas regresaron nuevamente a sus acostumbradas faenas. Con todo, el hecho fue considerado tan notable que el rey concedió al alcalde el título nobiliario de conde de la Laguna.

Tercera expedición (1703)

Las características de la región en ese entonces no eran nada hospitalarias, y a ello hay que añadir la distancia, que se cubría normalmente por agua, y que exigía meses y meses para ir de un sitio a otro. Además, el poblamiento de la península transcurría lentamente, y tuvieron que pasar poco más de dos décadas para que enviara una tercera expedición para sacar a los piratas de la Laguna. A fines del siglo XVII se encontraban unas 600 personas arranchadas en Términos y Puerto Real, pues desde 1686 un número considerable de piratas regresó a la isla, reiniciando el hostigamiento a pueblos de Tabasco y saqueando el de Usumacinta. Los españoles se hicieron cargo de la iniciativa y el virrey Gálvez apoyó a las provincias de Tabasco y Yucatán, que en 1690 reconquistaron temporalmente el lugar, pero no se establecieron. Asimismo, el virrey envió al ingeniero Jaime Frank para estudiar la posibilidad de fortificar la isla; pero este opinó que no era conveniente, pues al existir varias entradas a la isla, los contrarios podían sorprender a los soldados y fortificarse.

Es el capitán Francisco Fernández quien vence la resistencia pirata alrededor de los años 1703-1704 con un buque guardacostas, seis canoas y 184 hombres bien provistos y armados. Apresó un centenar de forajidos ingleses y destruyó instalaciones y embarcaciones, pero se retiró del lugar por falta de apoyos financieros. En este hecho hay detalles que es conveniente destacar: detuvo 100 ingleses y nueve negros, se apoderó de una urca pequeña cargada de palo de tinte, un patache de construcción británica con 800 quintales de palo de Campeche, un bergantín español, robado antes por los piratas, y otro construido en San Román; también se apoderaron los victoriosos expedicionarios de una balandra, medio centenar de canoas, útiles para diferentes desplazamientos; buena cantidad de jarcia y miles de quintales del palo ya cortado y listo para embarcarse. Hicieron prisioneros nada despreciables, como Isaac Hamilton, judío londinense cuya misión era embarcar el tinte con destino a Nueva Inglaterra; Guillermo Haven, natural de Jamaica, y John Elliot, londinense enlistado en Jamaica en las filas de la piratería. Botín y prisioneros fueron trasladados a San Francisco de Campeche, y los últimos remitidos a la capital de la Nueva España.

Como los ataques piratas continuaban, las autoridades españolas decidieron organizar un desalojo de los piratas apostados en la isla de Tris. Dicha incursión se realizaría en el mes de mayo de 1704, para lo cual, el Virrey envió al Alcalde Mayor de Tabasco la orden para incorporarse a la laguna de Términos para realizar un ataque junto con las fuerzas de Campeche. El Alcalde Mayor de Tabasco, Alonso Felipe de Andrade, decidió ir personalmente y se dirigió al mando de 200 hombres y 14 piraguas hacia la laguna de Términos.5​ Andrade descubrió catorce campamentos piratas y después de enfrentarlos, capturó varios piratas y piezas de artillería las que llevó a Tabasco después de haber permanecido más de un mes en la laguna de Términos, cuyas entradas y salidas a tierra y mar demarcó haciendo un mapa.5

Cuarta expedición (1707)

Tienen que transcurrir otra vez varios años para que en 1707 —cuarta tentativa— el gobernador de Tabasco, Pedro Mier y Terán, enviara fuerzas para sacar a los piratas de la isla. Tienen éxito, pero se repiten las circunstancias: al dejar el lugar, regresan los piratas. Fue la época en la que Barbillas se asentó en la isla y desde ahí capturó barcos y desmanteló bodegas de otros navíos. Es decir, mientras no se estableciera un grupo de habitantes, la región cambiaría de posesión con relativa facilidad.

Quinta expedición (1716)

Se vieron regresar los barcos ingleses en 1710, y en su recorrido hundieron una galeota guardacostas. Se hizo imposible admitir eventualidades en la cuestión de la laguna de Términos, de tal manera que el alcalde mayor de Tabasco, Juan Francisco Medina y Cachón, propuso una estrategia de desalojo en la que participarían barcos de la Armada de Barlovento, con base en Veracruz, y las fuerzas navales de Tabasco y San Francisco de Campeche. Los buques seleccionados en San Francisco de Campeche para la expedición fueron: la fragata Nuestra Señora de la Soledad, propiedad del alcalde Ángel Rodríguez de la Gala; la fragata de Andrés Benito, la balandra de Sebastián García, dos galeotas guardacostas y varias piraguas para el servicio de los buques. Mérida, Tacotalpa de la Real Corona y San Francisco de Campeche aportaron de sus cajas reales la cantidad de 7 945 pesos para la compra de comestibles, pertrechos de guerra y carena de las embarcaciones. Los movimientos preliminares estaban en operación cuando tuvieron que suspenderse: llegó a San Francisco de Campeche el marino Agustín Toledo, procedente de Laguna, advirtiendo que se encontraban en la isla tres fragatas inglesas, una de ellas con 20 cañones, otra de 16 y la última con 10; además, dos bergantines sin artillería estaban preparados para pedir ayuda a Jamaica.

Finalmente, el Alcalde Mayor de Tabasco, Graniel de Gil, ordenó el ataque, y la quinta expedición partió de Tabasco el 7 de diciembre de 1716, al mando del sargento mayor y ex Alcalde Mayor de Tabasco, Alonso Felipe de Andrade; los piratas fueron nuevamente derrotados, pero esta vez las fuerzas tabasqueñas triunfadoras no se retiraron, sino que establecieron en la isla una guarnición a la que pusieron por nombre Fuerte de San Felipe. El desalojo, señala Calderón Quijano:

[…] es una página ciertamente gloriosa de la historia española en América. Con notable inferioridad numérica, llevó a cabo un ataque naval contra los ingleses, logrando su apresamiento casi total y obligándolos a abandonar los buques y el contrabando, dentro de unas condiciones extremadamente benévolas.

Puesto militar de El Carmen [

Después de esa victoria, se inició la rápida construcción de una estacada para la defensa, que es el origen de la actual Ciudad del Carmen. La planta del presidio o fuerte se construyó con simplicidad; los planos respectivos señalan que la edificación era perfectamente cuadrada y regular, y que tenía baluartes en sus ángulos.

Poco después, más de un centenar de bucaneros quisieron retomar el territorio y regresaron con más buques y pertrechos de guerra, y atacaron por sorpresa a las tropas tabasqueñas el 15 de julio de 1717 por la noche, pero valerosamente fueron rechazados, con la respuesta contundente de “hombres, balas y pólvora suficiente para defenderse”. Los piratas conminaron a De Andrade a rendirse y él les respondió: «Hombres tengo y pólvora suficiente para no entregar la plaza».

El sargento Alonso Felipe de Andrade contraatacó, les arrebató un cañón de metralla y entabló una batalla memorable. En el combate falleció el sargento mayor Andrade de 50 años, que se encontraba en el centro de la acometida. Los piratas británicos se dieron a la fuga. Durante toda la noche los lugareños siguieron persiguiendo a los que huían, al amanecer del 16 de julio de 1717, no quedaba un solo pirata vivo en la isla.

En celebración del día de la victoria, 16 de julio de 1717, las fuerzas tabasqueñas fundaron el Puesto militar del Carmen, nombre de la festividad religiosa de ese memorable día, consagrado a la Virgen del mismo nombre. El rey Felipe V deploró la muerte del sargento, y rebautizó la isla como Isla del Carmen.

Presidio de El Carmen

Desalojo definitivo de los piratas [

Finalmente, en 1786, el Alcalde Mayor de Tabasco Francisco de Amuzquívar envió a las milicias de Tabasco, al mando del capitán Juan de Amestoy y del teniente Francisco Interiano, quienes derrotan y desalojan definitivamente a los ingleses de la Isla del Carmen, reintegrando la isla a Tabasco.​ y reconstruyendo el puesto militar de Nuestra Señora del Carmen terminando así con la presencia de piratas en la región.

Desde entonces nunca más volvieron los bucaneros, quienes estuvieron en posesión de la isla por cerca de 200 años, explotando sus recursos y atacando navíos españoles y las costas de Tabasco, en donde obligaron a las autoridades coloniales a cambiar en dos ocasiones la capital de la provincia de Tabasco, de Santa María de la Victoria a Villahermosa de San Juan Bautista en 1641, y de ahí a Tacotalpa de la Real Corona en 1677. Sin duda que los ingleses expulsados son los que pasaron a la vertiente opuesta —Belice— a continuar su oficio de traficantes y contrabandistas.

Disputa entre Tabasco y Yucatán

Desde de la época colonial existió una disputa entre Tabasco y Yucatán por la posesión de la isla del Carmen. En 1540 la Provincia de Tabasco alcanzó su mayor extensión, ya que el “…lindero que separaba Tabasco de Yucatán estaba después de Sabancuy, y el primer pueblo yucateco era Tixel”. Todavía en el año 1817 Tabasco poseía la isla del Carmen, Palizada y Sabancuy. Sin embargo, el gobierno del país no tenía una idea clara de la ubicación geográfica de la isla, a tal grado que Iturbide, por disposición del 2 de septiembre de 1822, hizo depender El Carmen del estado de Puebla. Pero en 1823 el restablecido Congreso mexicano queriendo corregir este error, dispuso que se le reintegrara a la jurisdicción de Tabasco “…agregándole a la Comandancia General de Tabasco el Distrito de la Laguna de Términos”

En 1842, el gobernador de Tabasco Francisco de Sentmanat, decidió invadir Yucatán y tomó Palizada y El Carmen, segregándolos de la jurisdicción yucateca y reincorporándolos al Departamento de Tabasco, sin embargo, al ser derrocado, el nuevo gobernador José Julián Dueñas devolvió los territorios a Yucatán. Pocos meses después, Tabasco recuperó el territorio de El Carmen, cuando el general Santa Anna decretó, el 2 de octubre de 1843, el pase del partido de El Carmen a la jurisdicción de Tabasco. Sin embargo, el 15 de julio de 1854 el mismo general Antonio López de Santa Anna

decretó la creación del Territorio del Carmen, con territorio segregado a Tabasco y Yucatán, con lo que se le arrebató a Tabasco casi todo el partido de Usumacinta y la isla del Carmen.

Más tarde, el 4 de junio de 1856, el gobernador de Tabasco José Víctor Jiménez envió un escrito al Congreso Constituyente de la Nación, alzando su voz para pedir que se le devolvieran a Tabasco sus antiguos límites, “…para que se demarque y extiendan los límites actuales de Tabasco con los estados de Chiapas, Yucatán y Veracruz:”. El 17 de septiembre de 1856, con 77 votos a favor por 8 en contra, se dio la disolución del Territorio del Carmen, recuperando Tabasco solo el partido del Usumacinta, mientras que a Yucatán se le agregó el distrito de El Carmen, esta resolución fue plasmada en la Constitución de 1857, con lo que Tabasco perdió el territorio de El Carmen.

Se le concedió el título de villa por disposición gubernativa del 2 de octubre de 1828, con su respectivo escudo: un león posado sobre la isla que es devorado por el águila; alrededor lleva la siguiente leyenda: “La Laguna por Yucatán y ambas por la República Mexicana”.

En el año de 1841 se concedió a la villa del Carmen, por decreto de 26 de octubre, la categoría de puerto de altura por la importancia de su comercio marítimo. También participó en las vicisitudes nacionales, pugnas entre federalistas y centralistas, y conflictos bélicos. Siguiendo el destino de la península, cuando ocurrió la escisión de la República Mexicana en la década de 1840, se inclinó por la separación y por la neutralidad; en 1846, en la guerra contra los Estados Unidos, siguió el criterio que había adoptado el 8 de diciembre de ese mismo año el Ayuntamiento de San Francisco de Campeche: sin ser ajeno a la presión popular, en una reunión se pronunció por un aplazamiento de la reincorporación hasta que el gobierno nacional se mostrara estable. Señala el historiador Bolívar que El Carmen fue ocupada por fuerzas estadounidenses, al mando del comodoro Perry quien hizo el trazo de la Parroquia; las autoridades del estado se pusieron en contacto con las fuerzas de ocupación.

Comodoro Perry

Luis Ramírez Aznar nos ha hecho saber que, desde que pidieron la neutralidad, el grupo político de Santiago Méndez había establecido comunicación con el comodoro Perry a través de un enviado especial, llamado José Robira, de nacionalidad española, criado en los Estados Unidos y avecindado en el Carmen; el propio Méndez había visitado al comodoro en el puerto de Veracruz. La neutralidad de Yucatán fue aceptada a condición de facilitar la ocupación de la Isla del Carmen, que sería base estadounidense en la región por su importancia. Robira presidió una junta popular en la que los vecinos pidieron al comodoro Perry que no se retirara de la isla cuando se firmara la paz entre los Estados Unidos y México, sino hasta que el Supremo Gobierno estuviese en condiciones de atender la seguridad y defensa del Carmen. Esta exposición, firmada el 5 de junio de 1848, aludía a la propia beligerancia entre los dos países, así como a la Guerra de Castas que tenía a la península en estado de alarma.

El 11 de septiembre, al inicio de su campaña, don Francisco I. Madero llegó por barco al Carmen procedente de Tabasco, acompañado de su esposa, doña Sara Pérez de Madero, de los licenciados José María Pino Suárez y Serapio Rendón y otros simpatizantes y colaboradores tabasqueños. Por la noche hubo un mitin en la plaza Zaragoza, donde tomaron la palabra el licenciado Pino Suárez, el licenciado Rendón y el propio Francisco I. Madero.

Una vez alcanzado el poder en 1912, hubo un gran colapso económico, los inconformes contra el presidente Madero se enfrentaron en franca lucha, los porfiristas por su parte, lucharon por reconquistar el poder, todos estos hechos condujeron al país a la Decena Trágica. En el estado se sublevó el gobernador Manuel Castilla Brito.

En julio de 1914, las fuerzas de Victoriano Huerta se encontraban en franca derrota, Venustiano Carranza se erigió como jefe de la revolución. Entre los oficiales del ejército preconstitucionalista de Venustiano Carranza, venía el joven Joaquín Mucel Acereto, quien había vivido en el Carmen desde su infancia y abandonado sus estudios de ingeniería al inicio del movimiento. El coronel Mucel es enviado como jefe de armas y gobernador. Con la llegada de Mucel, varios jóvenes carmelitas decidieron enlistarse en el ejército, entre estos, Ramón Arcovedo, Ramón Vadillo, Alfonso Rosiñol del Valle, Benjamin Pérez, Marcos Almeida y José Ruiz.

 

CREACION DEL ESTADO DE CAMPECHE. En febrero de 1862 el presidente Benito Juárez decreta la creación del Estado de Campeche y lo somete a la aprobación de las legislaturas estatales. Tras su aval, el 29 de abril de 1863 el mandatario mexicano ratifica su decreto y Campeche nace como Estado libre y soberano

Se extiende por una superficie de 57 507 km², ocupando un 2,9% del territorio nacional. Su capital es la ciudad de San Francisco de Campeche

Campeche es una palabra de origen maya, que deriva de las raíces “can” (culebra) y “pech” (garrapata), significando “lugar de culebras y garrapatas”. El nombre se debe a que en este poblado maya se encontraba una estatua de una serpiente con una garrapata en la cabeza y a cuyos pies se realizaban sacrificios humanos. Cuando los conquistadores españoles llegaron a Can Pech castellanizaron la pronunciación y la llamaron Campeche.

Municipios de Campeche

Su división política se compone de 11 municipios que son:

01 Calkiní
02 Campeche
03 Carmen
04 Champotón
05 Hecelchakán
06 Hopelchén
07 Palizada
08 Tenabo
09 Escárcega
10 Calakmul
11 Candelaria

La decadencia en la capital petrolera de México ante el ocaso del yacimiento de Cantarell

La crisis de Ciudad del Carmen deja miles de desempleados, hoteles y tiendas vacías y la actividad económica bajo mínimos

Explotación de Cantarell

A sus 30 años, Iván Roldán lleva una década viendo salir y entrar barcos en el muelle principal del puerto de Ciudad del Carmen. La mayoría –por no decir todos– tienen como origen y destino una de las decenas de plataformas que se dibujan en el horizonte marítimo. La actividad, hace no tanto frenética, ha caído en picado: a medida que la sonda petrolera de Campeche declinaba por una mezcla de agotamiento de los recursos y falta de inversión, la actividad se ha esfumado. “Hace dos años salían 20 lanchas al día con personal, alimentos y material. Hoy, son 12 en un día de movimiento”, dice bajo el sol abrasador del mediodía embutido en un inconfundible overol (mono) naranja que le hace sudar a mares. “Esto está muerto”, dice mientras señala a los muelles.

ALTERNATIVAS DE FUTURO

Ciudad del Carmen goza de un clima privilegiado, tiene playa y está bien conectada por la vía aérea, pero ni siquiera figura en la Biblia de los viajeros, la guía Lonely Planet. Y en un país con tantos atractivos turísticos como México, hacerles competencia a otros destinos es harto complicado. “El lugar tiene potencial, pero hay que apostarle a un turismo nacional”, apunta Moisés Frutos, politólogo, sociólogo y profesor de la Universidad Autónoma del Carmen (Unacar). “El turista internacional va a seguir prefiriendo Tulum o Cancún [ambos en Quintana Roo], pero el mexicano sí puede encontrar zonas interesantes. Hay cerca de 200 establecimientos hoteleros y ahora están prácticamente inutilizados”, subraya. “Se le apostó todo al petróleo y los intentos de diversificación han sido a fondo perdido y no han funcionado. En Yucatán y Tabasco sí se ha intentado con agricultura y ganadería”, agrega Frutos. En Ciudad del Carmen, el crudo ha difuminado la otrora próspera industria camaronera, con amplias zonas de exclusión para que operen las plataformas.

El Gobierno de Campeche ha tratado de segmentar el turismo en el Estado: ciudades patrimonio, zonas arqueológicas, etc. “Y a esta zona, Carmen, se le asignó la etiqueta de turismo de negocios y eventos. Pero, desafortunadamente, no hay infraestructura suficiente para atraerlo”, subraya Esther Solano, también de la Unacar. “No se logran atraer convenciones, ni siquiera del propio sector petrolero”. El futuro económico de esta región está en el aire.

Islas de Campeche.

Isla Uaymil se encuentra situada en el litoral del estado de Campeche de México, aproximadamente a 2,5 km de la costa y 25 km al norte de la Isla de Juina. Es una pequeña isla que contiene un sitio arqueológico de la cultura maya reportado por primera vez en la literatura por Edwin Shook y Tatiana Proskuriakoff a raíz de la visita que hicieron a la isla en 1955.

Las investigaciones realizadas en Uaymil han revelado los vestigios de una arquitectura típica del estilo Puuc, característica de los centros ceremoniales de la región de Uxmal. Se han cartografiado edificios rectangulares con al menos dos filas de columnas cuyo tipo ha sido asociado a las existentes en la isla Cerritos y en Chichén Itzá. Se afirma que el sitio de Uaymil, en su origen, estuvo vinculado tanto a Uxmal como a Chichén Itzá.2

Por el nombre Uaymil, no debe confundirse la denominación de esta isla con el cacicazgo maya del mismo nombre, que estuvo situado, a la llegada de los conquistadores de Yucatán, hacia la primera parte del siglo XVI, en lo que actualmente es el estado de Quintana Roo, también en México.

Isla de Jaina se encuentra en el litoral de la península de Yucatán y pertenece al estado mexicano de Campeche.1​ Es una pequeña isla de naturaleza calcárea ubicada unos cuarenta kilómetros al norte de San Francisco de Campeche y alrededor de quince al sur de la isla de Piedras. Contiene un yacimiento arqueológico maya que consiste esencialmente en una necrópolis cuyos vestigios datan del año 600, hasta el 1200 d. de C. y cuyo contenido ha sido clasificado por los arqueólogos en tres fases: Jaina I (600-800); Jaina II (800-1000) y Can Pech (+1000 d. de C.)

Lo significativo del sitio está más vinculado a la necrópolis que ahí se encuentra y que contiene aproximadamente veinte mil tumbas o enterramientos, de las cuales más de mil han sido excavadas y valoradas arqueológicamente.4​ En cada enterramiento los despojos humanos han estado acompañados de piezas de cerámica y objetos de material vítreo, que generalmente estaban dispuestos sobre el pecho del ocupante de la tumba o en las manos del mismo.

El nombre de la isla (Jaina) probablemente deriva del término maya jail-na que significaría casa de agua. La ubicación hacia el poniente de este sitio, como necrópolis, también podría estar vinculada a la creencia maya de que hacia ese punto cardinal estaba el mundo de los muertos, «donde el sol se pone»

Isla de Piedras es un islote ubicado en el litoral del Golfo de México, perteneciente al municipio de Calkiní, estado de Campeche, México. Se encuentra aproximadamente a 15 km al norte de la Isla de Jaina. Contiene el islote una necrópolis maya que ha sido datada arqueológicamente en la época clásica tardía

Heraldica Mesoamericana

Platica en el local sala de juntas del Instituto NeuroPsiquiatrico de Yucatán.

A miembros e invitados de la Academia yucateca de medicina y cirugía.

Fecha 28 de septiembre de 2019.

 

 

Esta entrada fue publicada en Campeche, Historia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s